Domingo de Resurrección 2019

Esta vez sí. El cielo dio una tregua a la Semana Santa de Torrejón y la programación pudo despedirse por todo lo alto, con una procesión en la que sólo falto el Sol para que fuera perfecta. Y es que, después de los fiascos de los últimos dias, y con la previsión meteorológica en la mano, todo apuntaba a que tampoco la Virgen del Rosario y el Resucitado iban a poder encontrarse en la Plaza Mayor.

Con la vista puesta en el cielo, y en perfecta formación, la Hermandad de la Virgen del Rosario llegaba a la parroquia de San Juan Evangelista pocos minutos antes de las once y media, y lo hacían dispuestos a poner en marcha la última procesión de la Semana Santa de Torrejón.

A la hora indicada, el Cristo Resucitado abandonaba la iglesia por la puerta del Sol, comenzando un largo camino desde Jabonería a la calle Soledad. A los pocos minutos, y con un cambio de tiempo que hizo pensar lo peor, salía la Virgen del Rosario, totalmente cubierta por un velo negro. Y es que, a pesar de que el cielo no presentaba un aspecto primaveral, la Hermandad decidió sacar a la Patrona a la calle.

Algo después de las doce, la Virgen y el Resucitado entraban en la Plaza Mayor, y lo hacían para realizar un Encuentro con sorpresa, ya que las palomas se ubicaron justo entre las dos imágenes aumentando la espectacularidad del momento de la suelta. Tras retirarle el velo al ritmo del Himno de España, comenzaba el baile conjunto de las imágenes antes de terminar el Encuentro con fuegos artificiales. De nuevo desafiando los elementos, la Procesión inició su recorrido previsto, tomando la calle Curas para volver por Libertad, y lo hizo acompañado por muchísimos vecinos que por fin veían una procesión en sus calles esta Semana Santa.

Samuel · El Telescopio Digital

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hermandad Virgen del Rosario. Torrejón de Ardoz